Acceso intranet
NOTICIA | Publicado el 18 jul 2019

El sector del vehículo conectado en Cataluña factura 4.100 millones de euros

Cataluña cuenta con 71 empresas del sector del vehículo conectado que facturan de manera agregada 4.150 millones de euros y ocupan 9.720 trabajadores directamente vinculados a su actividad en este ámbito. Es una de las principales conclusiones del estudio El vehículo conectado en Cataluña elaborado por ACCIÓ -la agencia para la competitividad de la empresa, dependiente del Departamento de Empresa y Conocimiento- en colaboración con Applus+ IDIADA.

El informe avanza que el vehículo del futuro será autónomo, eléctrico, compartido y conectado. En este sentido, define el vehículo conectado como aquel que intercambia datos con la infraestructura y los otros vehículos gracias al hecho de estar equipado con tecnologías que le permiten recibir y emitir información y lo sitúa como el paso previo al vehículo autónomo. Está integrado principalmente por las tecnologías big data (gestión de grandes volúmenes de información facilitada por dispositivos y aplicaciones), inteligencia artificial (para mejorar la conducción y automatizarla), Internet de las Cosas (para acceder a internet, conectarse al entorno e interactuar con él), ciberseguridad (para asegurar la privacidad y hacer frente a ciberataques) y la misma conectividad.

Tal y como recoge el estudio se trata de un sector estratégico, ya que el 60% de los vehículos que circulan en el mundo estarán conectados en 2025, ya sean equipados con conectividad de origen o reacondicionados. Se calcula que en 2023 las ventas mundiales de vehículos conectados superarán los 72 millones de unidades, un aumento del 200% respecto a los que se vendieron en 2015. De hecho, la conectividad es la tendencia que actualmente tiene más influencia en el sector de la automoción, por delante del vehículo eléctrico y autónomo.

Un sector maduro en Cataluña

Según el estudio se trata de un sector maduro en Cataluña, ya que el 62% de las empresas tienen más de 10 años. La mayoría son pymes (un 70%) y exportadoras (un 49%). El sector está formado por empresas en varios segmentos de la cadena de valor, empezando por los fabricantes de coches y motos conectadas y los proveedores de componentes de los vehículos que se pueden digitalizar, como puede ser el caso de frenos o retrovisores que tienen la capacidad de conectarse. También hay ingenierías y proveedores de tecnología y conectividad, es decir, tanto fabricantes de sensores que se ubican en los vehículos para conectarlos, desarrolladores de apps y gestores de telecomunicaciones.

Aplicaciones de presente y futuro

Actualmente, la principal aplicación de la conectividad en el mundo de la automoción es en primer lugar la seguridad vial, ya que el vehículo cuenta con sistemas de monitorización y asistencia a la navegación (como el piloto de mantenimiento de carril), mecanismos anticolisión (frenado de emergencia), llamadas de emergencia automáticas en caso de siniestro y la capacidad de llevar a cabo un diagnóstico del vehículo en tiempo real. También se está aplicando a la movilidad vial, gracias a la asistencia del GPS para encontrar rutas más rápidas y los dispositivos para medir el consumo energético.

A medio plazo, según el estudio, crecerán las aplicaciones en el campo de la salud (como el reconocimiento facial y la detección de fatiga del conductor y la conexión a la red de los vehículos sanitarios), mientras que posteriormente se irán incorporando nuevas soluciones para integrar el vehículo al concepto de smart city, intercambiando información en tiempo real con peatones, infraestructuras y otros conductores o regulando el tráfico en directo a través de la conectividad.

A más largo plazo se prevé que el vehículo conectado supondrá un cambio en los campos de la logística y la industria, con nuevas formas de conducción y transportes más eficientes. Por ejemplo, gracias al uso de la conectividad los convoyes estarán semi-automatizados, se avanzará en el ámbito del control remoto y la monitorización de los conductores de los vehículos. Además, el estudio El vehículo conectado en Cataluña apunta a que el vehículo conectado será uno de los principales catalizadores del desarrollo de la tecnología del 5G para conseguir la mayor rapidez y menor latencia en el intercambio de datos del coche con su entorno.

Newsletter

Ver histórico

Si quieres recibir nuestra newsletter

Mediante el envío de este formulario acepta la política de privacidad y condiciones de uso.

Recuerde que recibirá un email para completar la validación a la cuenta indicada

Media

Ver todo

OBSERVATORIO DE TRÁFICO AÉREO DE BARCELONA

REPORT