Conexión ferroviaria entre Barcelona y Zaragoza para productos de temperatura controlada

La Terminal Marítima de Zaragoza ha llevado a cabo una serie de ampliaciones de sus instalaciones para disponer de una mayor capacidad operativa y poder manejar un mayor número de composiciones y de servicios asociados a la Terminal, en la que además se han habilitado nuevas zonas para poder manipular contenedores bajo temperatura controlada.

Además de esta ampliación, que ha supuesto una inversión total de 4,85 millones de euros, destaca la puesta en marcha del Canal Frío, una conexión ferroviaria entre tmZ y el Port de Barcelona para productos de temperatura controlada. Asimismo, el Port de Barcelona va a subvencionar la adaptación de los apartaderos del corredor ferroviario Barcelona-Zaragoza-Madrid para permitir la circulación de trenes de 750 metros.

La ampliación de TmZ, cuya capacidad se ha incrementado en un 67%, permite disponer de más 35.000 m2 de playa de maniobras para contenedores y otros 15.000 m2 para la ubicación de contenedores vacíos. Otras mejoras han consistido en la ampliación de las vías en unos 200 metros, la construcción de un nuevo parking para camiones y la ampliación del apartadero privado de tmZ, que ahora puede cargar y descargar 3 trenes simultáneamente y tener 4 trenes listos para su salida de las instalaciones.

El acto de presentación de estas mejoras y servicios contó con la participación del Presidente del Port de Barcelona, Sixte Cambra; el alcalde de Zaragoza y presidente de tmZ, Pedro Santisteve, y de la consejera de Economía, Industria y Empleo de Aragón, Marta Gastón.

Fecha del Taller: