Acceso intranet
NOTA DE PRENSA | Publicado el 05 nov 2021

BCL analiza las nuevas tendencias en protección de personas e instalaciones logísticas de la mano de Securitas y ZAL Port

La Comisión de Seguridad Logística de Barcelona-Catalunya Centre Logístic (BCL), con la colaboración de Securitas y ZAL Port, organizó el jueves 4 de noviembre una sesión que, bajo el título “Innovaciones y tendencias en la protección de las personas y los riesgos industriales”, sirvió para analizar las nuevas soluciones tecnológicas que ofrece el mercado para asegurar la protección de las personas en entornos logísticos.

En la sesión, que tuvo lugar en el auditorio Cilsa ZALPort, participaron: Juan Antonio Madurga, responsable de PRL, Calidad y Medio Ambiente de Securitas; David Muñoz, responsable Técnico/Producto Protección Contra Incendios de Securitas; Rafael González, responsable IoT de Securitas; el teniente Arturo José Iglesias, Jefe Adjunto Compañía Seguridad Aeropuerto Barcelona, Guardia Civil; y Carlos Carrasco, director de Seguridad y Medio Ambiente de la ZAL Port.

La jornada fue inaugurada por el director general del BCL, Santiago Bassols, y Andrés Sancho, Gerente Segmento Transporte de Securitas. Ambos hicieron hincapié en que las empresas del sector de la logística, el transporte y el almacenaje requieren implementar múltiples medidas de seguridad, tanto en sus instalaciones y sistemas informáticos como, y más importante todavía, para la protección de las personas que trabajan en estos entornos.

El primero en intervenir fue el responsable de PRL, Calidad y Medio Ambiente de Securitas, Juan Antonio Madurga, para hablar de la prevención de los riesgos laborales en el sector logístico, que pueden aparecer tanto en las actividades dentro de un almacén, como en el transporte e, incluso, en el uso de las nuevas tecnologías. En todos estos ámbitos, los accidentes pueden ser frecuentes y, también, llegar a ser graves.

En el caso de las actividades en el almacén, el personal puede golearse o chocar con objetos inmóviles, o bien lesionarse en el momento de manipular o apilar las mercancías. Pero, dado que en el almacén también hay maquinaria en movimiento, los trabajadores pueden sufrir algún tipo de atropello, caída o atrapamiento, así como golpes o choques con objetos móviles, sin descartar la posibilidad de algún accidente de tráfico entre carretillas, por ejemplo. Por esta razón, es importante establecer medidas preventivas orientadas a la formación y a la concienciación, indicó Juan Antonio Madurga.

Respecto a los riesgos laborales asociados al transporte, el responsable de PRL de Securitas hizo hincapié en las medidas preventivas que deben aplicarse. Así, en caso de accidentes de tráfico, es conveniente ejercer un control de los tiempos de conducción del personal; si se trata de posibles choques con vehículos cuando éstos realizan maniobras, lo ideal sería disponer de sistemas de geolocalización; y, si el trabajador está muchas horas en una postura estática, debería implantarse una mejora de los elementos ergonómicos en el vehículo.

Asimismo, la aparición de nuevas tecnologías puede ir asociada a nuevos riesgos laborales en el sector logístico, dado que el personal que, por ejemplo, debe trabajar con drones o robots, puede también sufrir algún tipo de accidente.

Para terminar, Juan Antonio Madurga se refirió a los nuevos riesgos que han aparecido en este y otros sectores y que están asociados a los riesgos ergonómicos (malas posturas ante el ordenador), riesgos psicosociales (estrés, depresión, etc.) y riesgos relacionados con la obsolescencia tecnológica (falta de formación en informática, por ejemplo).

En este sentido, indicó que es importante que las empresas pongan especial atención en la prevención de todos estos tipos de riesgos laborales y que establezcan de forma prioritaria todas aquellas medidas que contribuyan a evitarlos y minimizarlos.

A continuación, intervino David Muñoz, responsable Técnico/Producto Protección Contra Incendios de Securitas, que habló sobre la digitalización de la protección contra incendios y otras soluciones efectivas de protección en el sector logístico.

Explicó que los riesgos asociados al incendio pueden estar relacionados con un mal funcionamiento del sistema o por retrasos acumulados hasta que se produce la intervención. Estas dos causas tienen, consecuentemente, dos efectos negativos en la empresa: la parada de la actividad o daños personales y materiales, con la consiguiente inactividad hasta la reconstrucción, daño de contratos y de la imagen de la empresa, pérdida de materiales custodiados, o daños en infraestructuras y equipamiento.

Ante esta realidad, existen soluciones efectivas basadas en la digitalización que permiten, entre otras cosas, reducir el tiempo de intervención, aportar la información suficiente y necesaria, garantizar la atención continuada y aumentar la fiabilidad del sistema.

Así pues, la digitalización es una tecnología aliada porque, con un equipo de altas prestaciones y unos sistemas con inteligencia de monitorización, pero con un mantenimiento sencillo, pueden detectarse incendios muy incipientes y, con ello, reducir los tiempos de reacción y limitar los daños.

Además, los servicios remotos, junto con los sensores con tecnología láser, integran la recepción de señales las 24 horas del día, los 7 días de la semana y los 365 días al año. También, están conectados con los servicios de vigilancia y bomberos, entre otros, y la solución se controla mediante una App, realizándose el mantenimiento también de forma digital, mediante un lector de código de barras. La disponibilidad de toda esta información, junto al conocimiento necesario del personal, hace que se pueda predecir y reducir el tiempo de intervención en caso de incendio o, incluso, anticiparse al posible siniestro.

Seguidamente fue el responsable IoT de Securitas, Rafael González, quien habló de los sistemas antiatropello y las tecnologías que pueden utilizarse para la protección de las personas, como por ejemplo IoT, la Inteligencia Artificial o el análisis de datos, que permiten diseñar e implantar sistemas para aumentar la seguridad de los trabajadores y, de esta forma, prevenir riesgos y accidentes en entornos logísticos. Ello hace que las personas puedan trabajar de una forma más segura y eficiente.

Por ejemplo, desde el Securitas Operations Center (SOC), la compañía ofrece servicios de seguridad y protección en remoto que, a su vez, permiten monitorizar los distintos sistemas de una forma eficaz las 24 horas del día.

Según Rafael González, de entre las soluciones que existen para proteger a las personas que trabajan en entornos logísticos, destacan los sistemas de protección loneworker, que permiten proteger a aquellas que realizan labores en lugares de riesgo o aislados, porque pueden llegar a detectar si se está en una situación potencialmente peligrosa, como caídas, desmayos o impactos. En estos casos, entra en escena el SOC de Securitas que, gracias al conocimiento que tiene de la posición de la persona afectada, da instrucciones para que al lugar del siniestro llegue la ayuda necesaria.

Otras soluciones de Securitas son los sistemas antiatropello y anticolisión para carretillas porque, al avisar en todo momento de la proximidad entre personas y máquinas, se reduce considerablemente el riesgo de accidente.

Otras soluciones que se utilizan cada vez más son el control de uso de los EPIs mediante análisis por video, o los sistemas de prevención de caída en cintas transportadoras u otra maquinaria porque, cuando se detecta la proximidad de una persona, se detienen.

Para el responsable IoT de Securitas, si estos sistemas se unen a una serie de sensores IoT, puede detectarse cualquier tipo de situación potencialmente peligrosa y, con ello, disminuir los riesgos del entorno de trabajo.

A continuación, la intervención del teniente de la Guardia Civil Arturo José Iglesias, Jefe Adjunto Compañía Seguridad Aeropuerto Barcelona, sirvió para conocer de primera mano todas las acciones que lleva a cabo este cuerpo para mantener y afianzar la seguridad de las instalaciones y de las personas en esta amplia área de actividad logística.

Arturo José Iglesias se refirió al concepto de seguridad integral porque, en este entorno, además de la Guardia Civil, se interactúa con el sector privado, con el gestor de la infraestructura, con el personal laboral, con la policía portuaria y con las tripulaciones.

Añadió que la evaluación constante y la formación son también factores clave para poder analizar los riesgos, establecer medidas correctoras y solventar posibles vulnerabilidades.

La sesión finalizó con la ponencia de Carlos Carrasco, director de Seguridad y Medio Ambiente de la ZAL Port, que explicó con detalle todas las medidas de seguridad y prevención de riesgos, así como el compromiso con la salud de las personas que se aplican en la Zona de Actividades Logísticas (ZAL Port).

Carlos Carrasco hizo hincapié en la combinación de personal de seguridad con las nuevas tecnologías para garantizar la seguridad operativa, industrial y de las personas. Los sistemas de aviso masivo o los sistemas de control de accesos son algunas de estas tecnologías que, junto con el personal debidamente formado, garantizan la seguridad de clientes y usuarios de la ZAL Port, un espacio seguro tanto para las personas que trabajan allí como para las empresas y sus mercancías.

El la ZAL Port se aplican sistemas de seguridad operativa (vigilantes de seguridad, vehículos, cámaras CCTV, entre otros), de s seguridad Industrial (sistemas contraincendios, simulacros, teléfonos de emergencia) y de seguridad Laboral, que incluye la gestión de la ZAL Port según la ley de riesgos laborales y la coordinación de Actividades Empresariales (CAE) entre la ZAL Port, sus clientes y las empresas de servicios.

Newsletter

Ver histórico

Si quieres recibir nuestra newsletter

Mediante el envío de este formulario acepta la política de privacidad y condiciones de uso.

Recuerde que recibirá un email para completar la validación a la cuenta indicada

Media

Ver todo

SUPPLY.NET nº 6 – BCL – ICIL

REPORT