Acceso intranet
TRIBUNA | Publicado el 07 mar 2017

La moda es ya la principal categoría de consumo a través del canal móvil

Privalia es un outlet de moda online creada en Barcelona en 2006 que ofrece ventas diarias de primeras marcas a precios excepcionales y en exclusiva para sus más de 30 millones de clientes registrados en los cuatro países en los que está presente (España, Italia, Brasil y México), y en los que es líder de mercado ya que registra más de 10 millones de pedidos anuales.

El liderazgo de Privalia en e-commerce de moda también viene avalado por los distintos reconocimientos obtenidos, como el premio Website de Compras Más Popular en las ediciones del 2015 y del 2016, o el premio adigital a la Excelencia Empresarial que otorga la asociación española de la Economía Digital, o el premio CRC Oro a la Excelencia en Atención al cliente de los eCommAwards.

Para conocer la realidad, la evolución y las tendencias del e-commerce en España, Privalia encarga anualmente a Netquest la elaboración del estudio M-commerce.

De la última edición de este informe se desprende que la moda se posiciona como la categoría reina de las compras desde móviles, a la vez que aumenta la importancia de las compras entre las principales funciones que se realizan a través de estos terminales.

El estudio realizado a más de 1.500 usuarios online habituales en España, destaca el posicionamiento de la moda como la principal categoría de consumo a través del canal móvil (73%), aumentando un 5% respecto a 2015 y situándose, por primera vez, por delante de la categoría “Tickets” o “Ocio”.

Otros datos relevantes del estudio son que 6 de cada 10 usuarios online ya realizan sus compras de moda a través de smartphones de manera habitual, o que la penetración de estos terminales ya alcanza el 95%, es decir 9,5 de cada 10 usuarios cuentan con dispositivos móviles inteligentes. De éstos, la franja con mayor penetración es la de los consumidores de entre 18 y 30 años: 9,9 de cada 10 consumidores de esta edad ya dispone de su propio smartphone. También es destacable que, en 2016, la cifra de visitas recibidas únicamente por el canal móvil experimentó un incremento superior al 50%. Todos estos datos se confirman en Privalia; actualmente la compañía realiza el 70% de sus ventas a través del móvil y registra más de 20 millones de descargas de su aplicación app.

Conviene tener en cuenta que el e-commerce pone al cliente en el centro de todo y, a través de un dispositivo móvil, el usuario puede decidir cualquier cosa relacionada con su compra; desde comparar precios de diferentes tiendas en muy poco tiempo, hasta elegir cuándo, dónde y cómo quiere recibir su compra.

Asimismo, el cliente del e-commerce empieza a exigir que lo que ha adquirido se le entregue rápido y que se le ofrezcan alternativas de horarios y, por supuesto, con la posibilidad de devolver los productos comprados.

Estamos constatando que las entregas de productos comprados on-line están creciendo, con el consiguiente aumento de operadores y vehículos de reparto que coinciden en las calles porque la gran mayoría de entregas se realizan en unas determinadas franjas horarias. Además, constantemente están creciendo el número de referencias en las tiendas on-line y también se están incrementando las ventas por Internet de productos pesados o voluminosos, como muebles y electrodomésticos. A estos elementos de presión sobre la logística del e-commerce se añaden ahora otros que tensan aún más la cadena, como por ejemplo las entregas exprés en tan sólo dos horas una vez realizada la compra, o el incremento de las devoluciones por parte de los clientes. Y todo ello se está haciendo bajo una única premisa: dar un buen servicio y tener al cliente satisfecho para no perderlo.

Todo este apogeo de las ventas on-line, junto con el crecimiento que se prevé a corto y medio plazo, está empezando a generar problemas en lo que a distribución urbana se refiere y se prevé que tener a todos los clientes satisfechos no va a ser medioambientalmente sostenible.

Actualmente ya estamos asistiendo a una saturación de la capacidad de transporte en las urbes y sabemos que las ciudades no están todavía preparadas para absorber el aumento previsto del e-commerce, circunstancia que se agravará con las políticas medioambientales que las grandes poblaciones implementarán y ejecutarán para disminuir el nivel de contaminación, en gran medida provocado por la actividad de todo tipo de vehículos de transporte.

Por ello, hay que empezar a diseñar políticas de movilidad y a ejecutar medidas que hagan posible la logística asociada al aumento de las compras por Internet, porque el e-commerce no puede ni va a parar, pero las ciudades no pueden colapsar.

Por parte de las empresas de e-commerce y de los operadores logísticos dedicados a este segmento ya se están empezando a pensar en pequeñas soluciones. A modo de ejemplo, una puede ser el transporte directo desde el proveedor hasta el cliente final. Privalia ya lo está haciendo: en el 20% de los pedidos es el proveedor quien los entrega directamente al comprador, evitándose así al menos un transporte o movimiento de la mercancía.

Está claro que Privalia no puede evitar el aumento del e-commerce porque iría en contra de su condición de negocio, pero la compañía está comprometida con la sociedad a través de distintas campañas de Responsabilidad Social Corporativa.

Un ejemplo de ello es la alianza internacional firmada en febrero de 2015 entre UNICEF y Privalia, que se ha renovado por dos años más.

Bajo el programa de Responsabilidad Social Corporativa “Future for Children”, Privalia continuará apoyando al Fondo de las Naciones Unidas por la Infancia en proyectos destinados a educación, desarrollo y promoción de los derechos de la infancia.

Desde el comienzo de la colaboración entre UNICEF y Privalia, se han recaudado más de 1.300.000 euros destinados a proyectos locales en Brasil, México, España e Italia y a emergencias humanitarias.

La mayor parte de los fondos reunidos provienen de la donación corporativa asociada a la categoría infantil “Baby&Kids” de la compañía, donde Privalia dona íntegramente a UNICEF el 1% de las ventas recaudadas en la categoría. Además, Privalia también pone en marcha diversas acciones solidarias durante el año (Mercado Solidario, Brands in Action, Regalo Solidario, etc.), así como otras iniciativas locales que siempre tienen por objeto mejorar la vida de los niños y las niñas.

Privalia, en su constante esfuerzo por consolidar uno de sus valores de compañía “Somos buena gente”, extiende así, y garantiza a través de todos los medios a su alcance, que este compromiso con la educación y la infancia lleguen todavía más lejos.

Víctor del Pozo

Chief Operations Officer de PRIVALIA

Newsletter

Ver histórico

Si quieres recibir nuestra newsletter

Mediante el envío de este formulario acepta la política de privacidad y condiciones de uso.

Recuerde que recibirá un email para completar la validación a la cuenta indicada

Media

Ver todo

Curso MOST para profesionales – Escola Europea de Short Sea Shipping

VIDEO